Línea editorial

Diez puntos para comprender cómo hablamos de feminismo en Proyecto V:

  1. La información que se publique debe tener como objetivo final el de informar, divulgar o representar a las mujeres y a otros colectivos oprimidos en su meta de alcanzar una igualdad real.
  2. En las publicaciones se debe aplicar un lenguaje no sexista en el que, por ejemplo, se derive el femenino en los sustantivos comunes o se eviten expresiones arcaicas que perpetúen la desigualdad (recomendamos la lectura de este texto para ampliar información).
  3. Los textos se editarán en un lenguaje inclusivo que haga uso de plurales, sustantivos colectivos o sinónimos que puedan englobar a todas las identidades de género. Se evitará utilizar el masculino como genérico.
  4. Se mantendrá también la conciencia feminista al redactar evitando errores cometidos por los medios al tratar temas de violencia machista, por ejemplo, en los casos en los que se presenta a las víctimas como muertas en lugar de asesinadas o se buscaba la justificación del asesino fuera del motivo real: su educación dentro del patriarcado.
  5. No se aceptarán expresiones, publicaciones o comentarios que insulten expresamente a una persona o colectivo de manera discriminatoria o difamatoria. Sí que se acepta criticar la opinión de otras personas de manera argumentada.
  6. Proyecto V es un medio participativo que ha habilitado comentarios de publicaciones y un blog de opinión. Las opiniones vertidas en estos espacios son responsabilidad de lxs autorxs. En el caso del blog, Proyecto V no publicará los artículos que, independientemente de la temática u opiniones expresadas, sean únicamente descalificativos por considerar que no aportan un valor constructivo al medio.
  7. Proyecto V es un medio libre, independiente de otras instituciones o empresas, cuya finalidad principal es informar y dar las bases para que las personas que lo consumen construyan su propia opinión a través de una reflexión crítica. No se aceptarán publicaciones que no sigan el código ético periodístico, ni que no sean rigurosas (aquí puede consultar el código deontológico de la FAPE). Igualmente, tampoco se podrán verter publicaciones que intenten manipular la opinión pública, ya sea a través de la jerarquización de la información, la omisión de alguna persona implicada en un conflicto, o la introducción de una opinión personal en las piezas de información. Por otra parte, no se vetará ninguna temática que encaje dentro de la función del medio de comunicación.
  8. Proyecto V es un medio imparcial y que, al mismo tiempo, respeta que sus periodistas tengan su propia ideología y opinión. Creemos que la mejor forma de que lxs lectorxs lleguen sus propias conclusiones es que conozcan la forma de pensar de quienes les informan, por lo que se les pedirá a lxs periodistas que expresen su opinión puntualmente.
  9. El tono del medio será respetuoso con el origen cultural, ideológico o formativo de cualquier persona. Su intención será explicar y resolver conflictos, no provocarlos. Se entenderá que las piezas deberán explicar las bases o el origen del tema que se está tratando porque lxs usuarixs pueden no tener conocimientos sobre los mismos.
  10. Proyecto V no es un medio técnico dirigido únicamente a personas especializadas en feminismo. Proyecto V dirige a un público amplio que quiere comprender de manera global temas de actualidad que atañen a la igualdad y el movimiento feminista, por lo que se darán las bases, pero también se profundizará en dichos temas.