Tres mujeres líderes que luchan contra el techo de cristal

El primer foro sobre liderazgo femenino en Murcia, LIFEM, organizado por la agencia de comunicación Marevents trajo a mujeres referentes del deporte, la cultura, la empresa privada, las instituciones públicas y el emprendimiento que han traspasado el techo de cristal. El objetivo: poner el común su aprendizaje en el camino que les ha llevado a presidir sus propias organizaciones. Tres de sus principales ponentes nos explicaron sus propuestas para mejorar la igualdad de oportunidades en el mundo laboral.

Inauguró las ponencias Rosina Gómez-Baeza, gestora cultural de renombre en España que, entre otros méritos, ha sido fundadora de IFEMA, directora de ARCO durante más de 20 años y actualmente es Presidenta Fundadora de la Asociación para el Apoyo al Emprendimiento en las Industrias Culturales y Creativas.

Rosina_Gomez_Baeza_techo_de_cristal

Rocío Ros: No puedo dejar de preguntarte, como fundadora de IFEMA y ex directora de ARCO, si estás de acuerdo con la retirada de la obra Presos Polítics.

Rosina Gómez-Baeza: El director de ARCO, Carlos Urroz, se opuso a la retirada de la obra y creo que actuó muy acertadamente. Fue una dolorosa experiencia que daña la imagen de España, una pena.

R.R.: Eres fundadora de Laboral y Factoría Cultural, dos viveros de Industrias Culturales y Creativas (ICC) para emprendedores, ¿cuál es tu deseo al impulsar a los emprendedores culturales?

R.G.: Hay mucho potencial y creatividad que no se atiende en nuestro país. España tiene que retener, formar y atraer más talento. Las ICC en España contribuimos un 3,5 al PIB, mientras que la media de Europa es un cuatro y en países como Reino Unido es un seis. Mi deseo es que se creen empresas culturales que sean sostenibles en el tiempo.

R.R.: ¿A qué retos del mercado español se enfrentan las profesionales que se dedican a las ICC?

R.G.: Tenemos varias asignaturas pendientes, una de ellas es la relación con otros países. Mi consejo es que los artistas se vayan fuera a estudiar o hacer un stage. El problema de nuestro mercado es que hemos estado muy aislados: tenemos que abrirnos al exterior, exportar e importar talento, movernos a escala mundial y hablar a otros países de tú a tú.

Representar a las mujeres con discapacidad por primera vez

El momento más reivindicativo de la jornada fue la exposición de Ana Peláez, vicepresidenta de la Fundación CERMI Mujeres y del Foro Europeo de la Discapacidad, y candidata de España al Comité de la CEDAW (Convención para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación de la Mujer).

Ana _techo_de_cristal

R.R.: Eres la prueba de que las mujeres y las personas con discapacidad pueden y deben ser líderes en sus sectores, a pesar de que nos enfrentamos a más dificultades para conseguir éxito profesional.

A.P.: Todo es posible. Somos más de 600 millones de mujeres con discapacidad en el mundo. La discriminación que se da en las mujeres discapacitadas también se da en otras poblaciones femeninas. Esa discriminación es la que nos hace quedarnos atrás, pero eso no significa que no podamos contribuir, sino que la carrera es más larga.

R.R.: ¿Qué es necesario para impulsar a las mujeres a los puestos de liderazgo?

A.P.: Se ha puesto de moda el tema de la igualdad de género. Está mal visto socialmente que una empresa no tome en consideración las políticas de igualdad, que se muestre una foto en la que solo aparezcan hombres, que no te pronuncies en contra la violencia de género… pero creo que realmente no nos lo creemos. Actuamos en este sentido porque es lo que socialmente “se lleva”, por “postureo”, pero aún hay muchas personas que esto de la igualdad lo siguen escribiendo separado.

R.R.: ¿Por qué es tu candidatura a la CEDAW una oportunidad excepcional para las mujeres con discapacidad?

A.P.: La CEDAW jamás ha contado con una persona con discapacidad. Es una oportunidad histórica para que se oiga la voz de mujeres que están sometidas a múltiples formas de exclusión en un órgano que se encarga de luchar contra esa discriminación. Según ONU Mujeres, 1 de cada 5 mujeres tiene una discapacidad y este grupo social es el más pobre y el más excluido del mundo. Ya es hora de que se entienda que no solo somos discapacitadas, sino que ante todo somos mujeres y queremos formar parte de los mismos sectores y grupos que ocupan las mujeres.

Igualdad de oportunidades en un sector copado por hombres

“Soy feminista” pronunció la palabra omitida durante el foro hasta entonces. María Luisa de Contes, secretaria general y directora jurídica del Grupo Renault España dio las claves que han hecho de su empresa un ejemplo en igualdad de oportunidades.

maria luisa de contes_techo_de_cristal

R.R.: ¿Qué iniciativas has promovido para llevar la igualdad de género a tu empresa?

M.C.: Creamos una red interna de mujeres sin jerarquías para lo que tuvimos que sensibilizar a todo un colectivo de mujeres de que el cambio era posible si nos uníamos. A partir de ahí hemos utilizamos informes oficiales para conseguir nuestros objetivos porque sabemos que tienen una gran influencia en la dirección de la empresa. Por ejemplo, hemos presentado estudios que aseguran que la imagen de una compañía depende en un 45 % de sus políticas de igualdad, esto es, igualdad de género, para personas con discapacidad, movimiento queer y feminista, etc.

R.R.: ¿Qué logros habéis alcanzado dentro y fuera de Renault?

M.C.: Hemos conseguido mejorar las oportunidades de trabajo de mujeres dentro de la compañía. Además, nuestras iniciativas a nivel interno han sido referente para otras 30 empresas que han creado su propia red de mujeres.

R.R.: ¿Qué medidas propones a nivel nacional para que estas políticas se extiendan a otras empresas?

M.C.: Los acuerdos voluntarios son excelentes porque no se le puede decir a una empresa que el Gobierno quiere imponerle una normativa. Con los acuerdos voluntarios la empresa puede negociar cómo aplicar las medidas de igualdad. Pero estos acuerdos voluntarios no son suficientes en España porque solo los han firmado 140 empresas en cinco años. Mi propuesta es que el Gobierno apruebe una Ley de Cuotas. Tenemos un referente en Francia con el que podemos compararnos en este sentido: Francia ha aprobado recientemente una Ley de Cuotas y sus empresarios están muy satisfechos con ella, ¿por qué no se aplica aquí?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.